lunes, 2 de agosto de 2010

Lo que usted no vio en los especiales del Mundial de futbol en Sudáfrica

Con motivo de la Copa Mundial del futbol se divulgó mucha información sobre Sudáfrica, el país anfitrión. Sin embargo, es poco probable que se haya hecho pública la aberrante práctica del canned hunting, o cacería "enlatada", en donde leones  indefensos son criados en cautiverio y confinados en una finca para que los cazadores los asesinen a quemarropa. Este "deporte" está diseñado para complacer los caprichos de un grupo de "estúpidos hombres blancos, como los llamaría Michael Moore, con recursos económicos suficientes para pagar $60.000 por el placer de matar a cada uno de estos animales. Se calcula que cada año 1.000 leones caen víctimas de Los "cazadores de trofeos" como se les llama a esta especie de ser humano. En Sudáfrica esta actividad turística-comercial es todavía legal dadas las múltiples apelaciones que los dueños de los criaderos han interpuesto a una ley que la prohíbe desde el año 2006. 

Los leones son criados en cautiverio para proporcionarle a los cazadores una presa fácil de matar
Una vez aniquilados, los orgullosos cazadores toman fotografías de su cobarde proeza y regresan a casa con su trofeo. Gareth Patterson, autor del libro Making a killing, revela el crecimiento de esta industria y la utilización de leones provenientes de circos y de otros sacados de parques nacionales cercanos a los encierros. Diversas organizaciones como la Captive Animal´s Proteccion Society  y la Humane Society International luchan para erradicar de una vez por todas a esta matanza. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada